Tipos de helechos arborescentes – Los helechos arborescentes actuales

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

Un breve viaje en el tiempo para descubrir los diferentes tipos de helechos arborescentes

Hablar de tiempo es muy relativo, puede resultarnos sencillo que nuestra imaginación viaje al pasado hasta momentos vividos o incluso hacia épocas de alguna manera ilustradas, filmadas o cuyas referencias nos ayuden a situarnos en escenas como la Edad Media (año 476 d.C. a 1453d.C.), incluso seguir viajando hasta tiempos como la Edad de Hierro, Cobre, hasta el Paleolítico, período histórico en el que situamos la aparición del Homo sapiens, hace aproximadamente 300.000 años, período donde se desarrolló el lenguaje y el ser humano comenzó a establecerse por diversos continentes partiendo desde África.

Comienza a ser difícil situarse ¿verdad?, y es que nuestra historia en este planeta es algo tan diverso y antiguo que cada década, siglo, milenio que viajemos al pasado es notablemente más desconocido para cualquier habitante en la actualidad.

Pero situémonos más lejos, mucho, muchísimo más lejos, viajemos a un momento en que la vida en la tierra no existía, hace miles de millones de años.

En su origen, el planeta Tierra era una bola de masa incandescente, cuando esta comenzó a enfriarse, el vapor se condensó y convirtió en lluvia y se formaron los océanos, y es aquí donde surgió la vida muchos millones de años después. No solo no existía la capa de ozono si no que no existía oxígeno, se cree que los primeros organismos vivos eran anaerobios, podían sobrevivir sin oxígeno, y aparecieron en los primitivos océanos donde abundaba el azufre.

Posteriormente esos organismos fueron ascendiendo hacia la superficie y se han adaptado a la luz solar, aprovechándose de ella para producir alimento, proceso que se conoce como fotosíntesis, lo que dio como resultado un elemento de vital importancia para la posterior evolución de la vida en la Tierra, el oxígeno.

Pacientemente durante millones de años las primeras plantas marinas se fueron acercando más y más a la superficie terrestre, tras una lenta acumulación de oxígeno en la atmósfera, e iniciaron su colonización terrestre, hace aproximadamente 470 millones de años en la parte occidental del supercontinente Gondwana.

Esto fue un proceso muy lento y complejo, ya que tuvieron que adaptarse a condiciones de mayor luminosidad y falta de agua, por lo que desarrollaron complejos sistemas pluricelulares como raíces para absorber agua y sujetarse, estomas para regular la pérdida y absorción de agua, etc…

Las evidencias científicas que nos llevan a estas fechas, lugares y teorías son por supuesto los registros fósiles, las esporas fosilizadas encontradas tienen afinidad con las actuales esporas de las plantas hepáticas, que fueron junto con los musgos y antoceros, las primeras plantas terrestres existentes que constituyen el grupo denominado briofitas o plantas no vasculares.

El siguiente gran hito del desarrollo vegetal fue la vascularización, aunque previamente al desarrollo vascular hubo un proceso de ramificación intermedio anterior a las traqueofitas que dió lugar a las denominadas protraqueofitas.

Es a partir de aquí cuando comenzaron a aparecer plantas que se asemejan más a las actuales; aparecen los helechos, plantas más complejas, vasculares, que constituyeron la primera gran civilización vegetal terrestre.

Increíblemente los helechos han sobrevivido hasta hoy, estuvieron evolucionando solos durante decenas de millones de años, vivían en un planeta con una cantidad de dióxido de carbono diez veces superior al actual y sobrevivieron a múltiples cataclismos y cambios climáticos.

Tras la aparición de las Gimnospermas y posteriormente las Angiospermas, no desaparecieron, si no que supieron adaptarse a las condiciones que permitían las nuevas colonizadoras.

Hubo de entre todos los helechos, ciertas especies llamativamente inteligentes que aprendieron a levantarse del suelo, a desarrollarse en altura para así aprovechar la luz y competir con otras especies, de esta manera sus esporas viajaban más lejos y tuvieron su apogeo en el período Carbonífero, éstos son los helechos arborescentes.

Cyathea contaminans

 

Las especies de helechos arborescentes actuales no son las mismas que existían entonces, han evolucionado y se han diversificado por muchos motivos; los continentes que hoy conocemos son muy diferentes a cómo eran hace 300 millones de años, se han movido y se han juntado y dividido, motivo por el cual encontramos especies vegetales de la misma familia nativas de diferentes continentes.

Hace 250 millones de años todos los continentes estaban unidos en un único supercontinente denominado Pangea, que a su vez de dividió en dos continentes, Laurasia al norte, y Gondwana al sur, hace aproximadamente 200 millones de años.

Los helechos arborescentes que habitaban el supercontinente Gondwana son los parientes lejanos de las especies actuales, es en este supercontinente cuando se originó Cyatheaceae, el nombre que recibe la gran familia de helechos arbóreos escamosos de la actualidad; este supercontinente comenzó a fragmentarse y lo sigue haciendo, esos fragmentos son hoy en día los actuales Sudamérica, África, Australia, India, Madagascar y la Antártida, razón por la cual hoy encontramos helechos arborescentes en estos lugares excepto en la Antártida, que sufrió un enorme cambio climático desde entonces hasta la actualidad, extinguiendo la mayoría de especies vegetales que la habitaban.

Tipos de helechos arborescentes

Los helechos arbóreos comprenden aproximadamente 650 especies pertenecientes al orden Cyatheales, del cual la familia más grande es Cyatheaceae con aproximadamente 500 especies que a su vez se divide en los géneros Cyathea, Sphaeropteris, Alsophila y Gymnosphera.

Conoce como se clasifican y muchas curiosidades en Clasificación – familia Cyatheaceae

Pertenece también al orden Cyatheales la familia Dicksoniaceae con cerca de 35 especies, de las cuales el más amplio y conocido es el género Dicksonia.

Aprende como están clasificados y características de esta familia en Clasificación – Familia Dicksoniaceae

Cyatheaceae recibe la definición generalizada de helechos arbóreos escamosos, debido a que sus rizomas, pecíolos y a veces hojas se encuentran cubiertos de escamas, éstas escamas o páleas son actualmente el objeto de estudio mediante el cual se divide esta familia en sus diferentes géneros.

Dicksoniaceae en cambio posee pelos en lugar de escamas que cubren su tronco, pecíolos y hojas.